Maternidad Sardá / Home / Paseo por la Maternidad




Paseo por la Maternidad

El Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, es un hospital público, un Centro Perinatológico de alta complejidad que asiste a 6000-7000 Recién Nacidos por año, en la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina. Es un modelo de referencia como Maternidad Pública al Servicio de las Familias.

Ha sido acreditado por UNICEF / OMS y por el Ministerio de Salud de la Nación "Hospital Amigo de la Madre y el Niño" por proteger y apoyar la Lactancia Materna.
Fue el 1er. Hospital Público en asumir esta responsabilidad y ha sido recertificado en 1998 como lo consigna la placa.
Las intervenciones neonatales del Modelo Maternidades Centradas en la Familia ha sido reconocido como ejemplo de “Buenas Prácticas” por la Organización Panamericana de la Salud ( OPS/OMS) ,para su replicación

Es su Directora la Dra Elsa Andina y Subdirectora la Dra. Mónica Ruth Waisman

 

La Maternidad Sardá tiene residencias médicas en Tocoginecología y Postbásica Universitaria en Neonatología. También ofrece residencias para Obstétricas y en Enfermería Perinatal y sistema de concurrencia para profesionales de Salud Mental. Educación Continua y Docencia e Investigación son prioridades reconocidas por la Institución.
Publica su propia revista con 4 números anuales con acceso gratuito desde www.sarda.org.ar y cuenta con una moderna Biblioteca

El Departamento de Tocoginecología dirigido por la Dra Ingrid Di Marco es pionero en la redacción de Guías de Práctica Clínica basadas en la evidencia científica. Su difusión alcanza a todo el país y esta región de América.
También enfatiza la desmedicalización del parto normal y promociona la modalidad de salas únicas de trabajo de parto, parto y recuperación. Esta concepción edilicia es coherente con la posibilidad de incluir un acompañante para la mujer embarazada.
En el área de consultorios externos, control prenatal, existe un sistema audiviosual de educación para la salud que detalla los cambios normales del embarazada y las características de sus hijos recién nacidos. También se estimula el ingreso de acompañante .

Existe una amplia oferta de días y horarios de Cursos de Preparación para la Maternidad Paternidad.

Para la adolescente embarazada existe un Programa específico multidisciplinario capaz de prevenir los riesgos sociales y vinculares de esta condición. El Hospital promueve la Planificación Familiar a través de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva .

Tratándose de una población vulnerable en aspectos sociales y culturales es lógico que la Maternidad Sardá cuente con servicios Salud Mental y Servicio Social con un accionar intenso y continuo de asistencia y prevención.

Los Recién Nacidos sanos son asistidos con la modalidad de Internación Conjunta con sus madres, sin separaciones y con alimentación a pecho exclusivo a libre demanda,según iniciativa “Hospital Amigo de la Madre y el Niño”. El equipo de salud protege el vínculo madre-hijo, ésto fortalece su autoestima y evita interferencias hospitalarias. Las Salas intentan reproducir una ambientación hogareña.

Protagónico rol en la asistencia de las embarazadas y de sus hijos antes y después de nacer, desempeñan las Voluntarias organizadas como un Servicio que agrupa a más de 70 mujeres, llamadas "Las Rosadas", con un común denominador: la solidaridad y el amor al prójimo.

El Servicio de Neonatología tiene un censo ocupacional promedio de 60 Recién Nacidos en distintas formas de cuidados progresivos y según su condición.
La característica principal es la jerarquización de Tecnologías Apropiadas de bajo costo y de protección. El "nido" en las incubadoras es un ejemplo.

La prolongada internación de los prematuros de muy bajo peso y su sobrevida actual superior al 90% motivan el ingreso irrestricto de las madres, los horarios ampliados de visita para los padres y las visitas dirigidas para los abuelos y los hermanos , en coherencia con la filosofía y ética de Maternidades Centradas en la Familia.

Prematuro-Persona-Hijo con su madre, su abuela y enfermera, ejemplo de respeto por su dignidad y gratificación inmensa para sus cuidadores o agentes de salud.

Las madres son entrenadas para el cuidado de sus hijos prematuros. Asumen su indelegable función maternal en plenitud fortaleciendo su autoestima y apego. Son verdaderas "auxiliares" de Enfermería con dedicación exclusiva. Verdaderos monitores no electrónicos con alarmas inigualables.

Nuevamente las abuelas y abuelos en acción. Todos los jueves luego de una reunión con las Psicólogas del Servicio, ellos ingresan primero a conocer y luego a visitar a sus nietos. Sus hijas, ahora madres, recuperan su orgullo comprometido por el nacimiento "prematuro". Llegado el momento del alta al hogar, estas madres se sienten seguras y confían en sus capacidades.

Salida precoz y transitoria de incubadora para contacto " piel a piel" Madre-Hijo prematuro. Un verdadero ejemplo de tecnología apropiada de bajo costo y múltiples ventajas. La salida precoz de prematuros pequeños de sus incubadoras para ser abrazados por sus madres es una experiencia emocionante. Las madres recuperan su protagonismo. En contacto piel a piel el Recién Nacido mantiene su temperatura y su vulnerable sistema nervioso autónomo esta bien protegido.

Las Enfermeras son el recurso humano crítico. Suficientes en número y bien capacitadas son los prerrequisitos irreemplazables para obtener buenos resultados. El equipamiento que refleja el progreso tecnológico es importante pero inútil sin enfermeras

Los Médicos Neonatólogos son Pediatras especializados con un gran nivel de exigencia en formación y educación contínua. Estamos en la era de la Medicina Basada en la Evidencia. Los resultados deben ser registrados y conocidos. Las investigaciones protocolizadas. En la foto el Dr. Claudio Solana, Jefe de la Unidad de Terapia Intensiva

Los Médicos Residentes en reunión de auditoría de Historias Clínicas. Vivir aprendiendo y aprendiendo para enseñar, son las consignas del Servicio de Neonatología. Centenares de médicos pediatras han sido formados en la Maternidad Sardá y reproducen mejorando si es posible la experiencia adquirida

Los Hospitales, y también por ende las Maternidades, tienen que estar impecablemente limpios. La prevención de infecciones hospitalarias se basa en el lavado de manos, el uso racional de antibióticos y en la limpieza. Para esta última acción se necesitan mucamas. También son recurso humano crítico y como tal , valoradas.

El "Programa Sardá" dentro de la concepción de "Maternidades Centradas en la Familia" tiene como paradigma el "Hogar o Residencia para Madres" de Prematuros o Recién Nacidos enfermos que prolongan su estadía, a veces por meses en el Hospital
Casa, 40 camas, comida y afecto para ellas. Conforman una verdadera comunidad que piensa y actúa en positivo para sí mismas y sus hijos, cuidadas además por el Servicio de Voluntarias "Las Rosadas".

El Hospital alimenta a las madres, muchas de ellas desnutridas, para que ellas alimenten a sus hijos.

La Residencia-Hogar para Madres cuenta con un Sector especializado para la extracción de leche humana. El 80% de las madres de Recién Nacidos menores de 1.500 gr. vuelve a su casa amamantando a su hijo

La Maternidad Sardá tiene su Capilla, expresión de Dios-Amor en el marco de la cultura de la solidaridad.

COAS, Cooperadora de Acción Social ,colabora con el Hospital Materno Infantil Ramón Sardá al igual que FUN, Fundación Neonatológica para el Recién Nacido y su Familia. Parte de su moderno equipamiento han sido generosas donaciones. Pero los aparatos también necesitan cuidados. Enfermería nuevamente se hace presente!

Un Centro Perinatológico de alta complejidad necesita Servicios Auxiliares: Imágenes, Patología, Genética, Laboratorio, Hemoterapia, etc., etc. Y el Control Prenatal desde el 1er. trimestre es esencial.
Tecnología, Medicina Preventiva-Anticipatoria y Educación para la Salud, son el trípode del sentido común

Algunos tenemos que estimular, alentar, a veces criticar, discernir, escuchar, a veces aconsejar. La gente nos llama Jefes...
Miguel Larguía, Médico
Lic. En Enfermería María Cuellar, Omar y Emiliano Pucherman