El Hospital Materno Infantil

El Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, es un Centro Perinatológico de alta complejidad que asiste a 6000-7000 Recién Nacidos por año, en Buenos Aires, Argentina. Es un modelo de referencia como Maternidad Pública al Servicio de las Familias.

Ha sido acreditado por UNICEF / OMS y por el Ministerio de Salud de la Nación "Hospital Amigo de la Madre y el Niño" por proteger y apoyar la Lactancia Materna.

Fue el 1er. Hospital Público en asumir esta responsabilidad y ha sido recertificado en 1998 como lo consigna la placa. Leer más...


Misión, Visión

El Hospital Materno Infantil "Ramòn Sardá" es un Centro Perinatológico de alta complejidad referente para todo el país.

Su Visión es la atención integral de las mujeres y de sus hijos antes y después de nacer, en el contexto de sus familias, comprometiéndonos en asegurar la calidad total (eficiencia más satisfacción), continuidad de atención y seguridad del paciente, y en donde cada uno de los integrantes del hospital sea parte y se sienta partícipe de los cambios de mejora.

Su Misión es ayudar a la mujer a ejercer su derecho al cuidado de su salud, la planificación de su embarazo, cuidar de él, lograr un nacimiento y puerperio seguros y brindar cuidado especializado del niño por nacer y del recién nacido, en base al desarrollo integral de la docencia e investigación, monitoreo de resultados, atención humanizada efectiva y eficiente y el logro de la satisfacción dada por la percepción que sobre la atención recibida tienen las mujeres, sus familias y la comunidad a la que sirve.

Maternidad Segura Centrada en la Familia: conceptualización e implementación del modelo

Una Maternidad Segura Centrada en la Familia tiene una cultura organizacional que reconoce a los padres y a la familia, junto al equipo de salud, como protagonistas de la atención de la mujer embarazada, la madre y el recién nacido y define la seguridad de la atención como una de sus prioridades; estimula el respeto y la protección de los derechos de la mujer y del recién nacido por parte de los miembros del equipo de salud; promueve la participación y la colaboración del padre, la familia y la comunidad en la protección y el cuidado de la mujer y el recién nacido; implementa prácticas seguras y de probada efectividad, y fortalece otras iniciativas, como, por ejemplo, la iniciativa HAMN, que promueve fuertemente la lactancia materna.

Leer más...